“Cocaína” durante el partido Colombia-Uruguay

El mundial de fútbol es el evento deportivo más importante del mundo. También es el momento en se hacen evidentes las idioteces colectivas en redes sociales.

Hace unos días circuló en internet una gráfica (abajo) con el número de menciones por segundo de la palabra “Nazi” o “Nazis” durante el partido Estados Unidos – Alemania. El uso de la palabra es sin duda ofensivo hacia Alemania, más aun en el contexto deportivo.

rdt

En la misma línea de la idiotez de las masas con el “nazismo”, durante el partido Colombia – Uruguay se observó un patrón similar con la palabra “cocaine” (cocaína en inglés). Su uso presentó un primer salto al inicio del partido, posteriormente con los goles de James y al finalizar el partido.

p11

 

Acá algunos ejemplos de los mensajes difundidos el día del partido. Buena parte de los mensajes son de personas más preocupadas por selfies que por otra cosa.

 

Colombia le exigió respeto a la modelo Holandesa- embajadora de buena voluntad de UNICEF- tras difundir un meme ofensivo. Es momento de exigirle al mundo que si desea invertir en la economía con el segundo mayor crecimiento de lo que lleva 2014, se reconozca lo básico de lo que significa ser colombiano. Estas imbecilidades, sin duda no lo son.

Archivo excel con los datos acá. Código en R para obtener los datos acá.

Advertisements

10 gráficas de las elecciones

1. A Zuluaga le costó la polémica más que a Santos… y Clara López va a dar la sorpresa

Las tendencias de búsqueda en Google en los últimos 30 días muestran que desde que empezó la guerra sucia, el mayor afectado ha sido Zuluaga– multiplicando por cuatro su número de búsquedas– y siendo nulo el efecto para Santos. No sabemos si las búsquedas son sobre el caso de la infiltración, pero coincide en temporalidad.

En ausencia de escándalos propios, Clara López sube en relevancia. Esto sugiere un interés en voto de opinión y en aumento de conocimiento del público. Creo que ella va a ser la tercería, restando votos a Santos y Peñalosa en la izquierda.

Tendencia de búsquedas en Google por cada candidato

fototrend

 

2. Santos tiene el lenguaje más contundente. Y Zuluaga debería dejar de decir “Paz”

Con las transcripciones del debate (¡?) en Caracol, estimo la nube de palabras de las intervenciones de los candidatos. Santos tuvo un discurso más sencillo y estructurado sobre la paz. Es su palabra más usada y sobre todo es vinculante. Todos son amigos de la paz: la selección Colombia, Clara López, Peñalosa.

El discurso de los demás candidatos tiene menos contundencia. Peñalosa repite “vamos” y “hacer” (prometiendo); Clara López habla de “cambio” sin concretar cuál cambio; Marta Lucia dice “vamos” (en la misma línea de Peñalosa) y “corrupción”  que podría haber remplazado por “mermelada” que ha tenido más eco en el público. Zuluaga hace bien en hablar de “paz verdadera” y “justicia”, que se encuentra en línea con su postura ideológica y contrastando frente a la “paz” de Santos.

En segunda vuelta Zuluaga debe articular su discurso en torno a la diferencia entre la “paz” vs la “paz verdadera”. Y ser más contundente. Su discurso del viernes mezcló la importancia de la “paz verdadera” y “justicia” con “Venezuela”. Podría incluso dejar de usar por completo la palabra paz. La palabra “Paz” ya hace parte del lenguaje de Santos y cada vez que Zuluaga la usa está haciendo propaganda gratis a la campaña del Presidente. No sorprendería que la campaña de Zuluaga sugiera remplazar la frase “proceso de paz” por “proceso de impunidad” o por “proceso de mermelada con las FARC”, o la palabra “paz” por “complicidad”. Esto es fundamental para que se abandone del ideario de las personas que lo que se está haciendo en la Habana es buscar la paz.

Dar click en nubes de palabras para más detalle.

Nube palabras en intervenciones en el “debate” de Caracol

C. López: Cambio y educación

Wordle: CLOdebatesindebate

ML Ramírez: Promesas y corrupción

Wordle: MLRdebatesindebate

Santos: Paz y Gobierno

Wordle: JMS debatesindebate

Peñalosa: Promesas y promesas

Wordle: EP debatesindebate

Zuluaga: Paz verdadera y justicia

Wordle: OIZ debatesindebate

3. Zuluaga necesita más amigos 

Suponiendo que la segunda vuelta es Zuluaga-Santos y si aceptamos que entre más amigos en común en twitter hay más afinidad, la ventaja es para Santos.

El diagrama muestra la red de amigos de los candidatos. Hay tres áreas:

  1. los amigos que Zuluaga comparte con otros candidatos menos con Santos (azul),
  2. los amigos que Santos comparte con otros candidatos menos con Zuluaga (amarillo); y
  3. los amigos que comparten Santos y Zuluaga con los demás candidatos (verde).

Tomando como 100% la suma de estas tres áreas, el área azul es un 18%, el área verde es 19% y el área amarilla es 62%.  Eso sugeriría que de los votos de primera ronda que no son ni por Santos ni Zuluaga, el 18% podrían tender hacia Zuluaga; el 19% se dividirían y el 62% tenderían hacia Santos. 

Esto es un ejercicio que está muy contaminado por el tamaño de cada red, pero hace unas primeras inferencias.

Red de amigos en twitter:

ventaja de Santos para capturar “amigos” que quedan sin dueño

venn

4. En los debates perdimos todos… menos los medios!

Si está cansado de tanto escándalo, debe culpar a los medios. De la polémica no sólo ganan los adversarios políticos sino el medio difusor y la publicidad del rating.

Como aproximación al rating radial, uso el número de búsquedas en Google de las diferentes emisoras radiales. La primer gráfica muestra el “rating” por día y su promedio suavizado. Se observa que en la medida en que se destaparon los “escándalos”, el interés de los colombianos por buscar medios radiales aumentó en dos desviaciones estándar– perdiendo la calidad de los debates pero ganando $ los medios. Cuando los comentaristas de medios digan que no quieren más guerra sucia, el público debe creerles mucho menos de lo que le creerían a cualquier político. ¡Mienten como políticos!

Este interés fue diverso por emisora, en donde Blu, la W y la FM capitalizaron mejor la polémica. RCN Radio y Caracol Radio parece que no tanto. (gráfica inferior).

 

“Rating” radial promedio: cinco emisoras principales están 

dichosas por los escándalos

Radio

“Rating” radial por emisora se beneficia con los escándalos

porfreq

5. Santos y Zuluaga son de derecha

Como comenté en el blog post anterior, usando los datos de Congreso Visible (CV) y su excelente aplicación para encontrar el candidato más afin, grafico en el espectro izquierda-derecha a los diferentes candidatos usando esta metodología.

CV amplió la muestra a 25 preguntas, lo cual permite sacar mejores conclusiones. Los datos ratifican que Santos, Ramirez y Zuluaga son de derecha, mientras Peñalosa y López son de Izquierda. Zuluaga y Santos son muy parecidos, coincidiendo en 16 de las 25 respuestas y López mantiene la línea dura de izquierda del Polo, lejana del votante mediano y de intentar ganar elecciones. Siendo Santos más mediano (centro) que Zuluaga, a Oscar Iván le conviene seguir graduando al Presidente como Castro-chavista para alejarlo hacia la izquierda y capturar más votos en el centro del espectro.

Las elecciones del domingo puede que sean importantes para las FARC, pero para el universo restante de política pública la diferencia es menor.

Distribución ideológica de los candidatos

ideologia 3

 

¿Santos es de derecha?

Congreso Visible lanzó una herramienta muy interesante, que permite identificar los candidatos que mejor representan las preferencias ideológicas de los colombianos. La aplicación ha ido solucionando lentamente algunos problemas de implementación, pero de ella ya se pueden sacar varias conclusiones.

Más allá de la excelente interfaz, la herramienta muestra la opinión de los candidatos con respecto a varios asuntos sociales, como son las negociaciones de paz, el matrimonio homosexual, el aborto y los cupos indicativos, entre otros. Con esta metodología, haciendo la salvedad del número limitado de datos (18 respuestas), se puede encontrar la posición de los candidatos en el espectro tradicional de izquierda-derecha (unidimensional).

En la gráfica 1 se presenta dicha posición, con base netamente a sus respuestas a la encuesta de Congreso Visible.

g1 ideologias 1d

 

Como era de esperarse, en la gráfica se observa que Zuluaga representa la posición de más de derecha entre los candidatos, mientras Clara López representa la posición de más de izquierda en el espectro. Hasta ahí nada nuevo. Lo interesante es observar que quienes han pretendido matricular a Santos como la extrema izquierda, están equivocados (o por lo menos según sus respuestas a la encuesta). Según sus respuestas, las posiciones de Santos, Ramírez y Zuluaga comprenden lo que se puede denominar el espectro de derecha, mientras que las posiciones de Peñalosa y López se caracterizan dentro del espectro de izquierda. Siendo más precisos, Santos y Ramírez se encuentran dentro del espectro de centro-derecha, Zuluaga en la derecha y Peñalosa y López en la izquierda.

Yendo más al detalle de las posiciones de los candidatos, la siguiente tabla muestra la correlación entre las respuestas de los candidatos. La correlación es un valor que toma entre -1 y 1, en donde una correlación de 1 es una coincidencia perfecta entre las respuestas de los candidatos, mientras que una correlación de -1 es un disenso total.

tabla corr

La tabla es simétrica, así que por ejemplo la correlación entre Santos y Zuluaga es la misma que entre Zuluaga y Santos. En ella se señalan en amarillo las mayores coincidencias, en donde se confirma la cercanía que predice la metodología inicial.  En efecto, se observa una correlación elevada entre las posiciones de López y Peñalosa, coincidiendo en 11 de las 18 preguntas. Esto va en línea con un discurso marcadamente más de izquierda de Peñalosa al recibir el apoyo (parcial) de la bancada de progresistas y de los Congresistas del partido Verde (Angélica Lozano y Claudia López).

De manera interesante, la mayor coincidencia de Santos es con Zuluaga, coincidiendo también en 11 de los 18  asuntos como son el aborto, la elección de desmovilizados, la reforma al CSJ, presupuesto militar, reformas a la procuraduría, resguardos indígenas, el trato a la minería, la imposibilidad de una asamblea nacional constituyente y la libertad condicional a delitos excarcelables. Sus diferencias están en reformas a la figura de la reelección, los cupos indicativos, el servicio militar obligatorio, la despenalización del consumo de drogas, el matrimonio de los homosexuales y el apoyo a la IED.

Desafortunadamente la encuesta no preguntó asuntos que hubieran podido hacer más evidentes las diferencias entre Santos y Zuluaga– como el desarrollo del proceso en la Habana. Igualmente las preguntas en temas económicos son limitadas, lo cual a su vez acotan el entendimiento del espectro ideológico de los candidatos.

Sin ser Santista, los resultados  reflejan la realidad ideológica de Santos y su trayectoria política– empezando con su participación en el Gobierno liberal (en el sentido Manchesteriano) de César Gaviria con la apertura de mercados, su papel como ministro de Defensa de Uribe, y su oposición  ilegal al Gobierno Samper. Qué más de derecha que ser un “conspi” en los noventas? Si bien el lenguaje (framing) de campaña sugiere que Santos es Chávez, yo me quedo con la metida de pata de Santos cuando celebró en los medios de comunicación el golpe de estado de Pedro Carmona contra Chávez. La complacencia de Santos con la catástrofe de Petro en Bogotá es conveniencia política, pero según lo que sugieren los datos, no trasciende a lo ideológico.

Maquinarias y Presidenciales: Peñalosa necesita alianzas

Históricamente a los políticos en Colombia les gusta presentarse como independientes, sin ataduras a la clase política tradicional. Este fue el caso de la “Ola Verde” de Antanas Mockus de 2010, la campaña de Noemí Sanin en 1998, Álvaro Gómez en 1990, e incluso la campaña presidencial de Luis Carlos Galán en 1982.

No es algo nuevo– el discurso es tan viejo como la panela. Lo interesante es que los datos muestran que la estrategia de independencia frente a las maquinarias es sistemáticamente fallida. Luis Carlos Galán habría llegado a la presidencia en 1990 porque ya contaba con la maquinaria del Partido Liberal; Noemí Sanín perdió en 1998 porque Andrés Pastrana tenía parte de la maquinaria del partido Conservador; Álvaro Uribe ganó en 2002 con un discurso de opinión que fue correspondido con un elevado apoyo del Congreso; Antanas Mockus perdió en 2010 porque su bancada de Congreso fue significativamente débil frente a la maquinaria en las regiones del Partido de la U y la coalición del expresidente Uribe.

Al relacionar el resultado de las elecciones al Congreso por partidos desde 1978 (post Frente Nacional), con los resultados de los candidatos presidenciales en primera ronda, se observa una estrecha relación entre el éxito en Congreso con el éxito en Presidenciales. Esto es, los candidatos presidenciales cuyos partidos tuvieron buenos resultados en las elecciones de Congreso, tienen mayor probabilidad de ganar en las elecciones presidenciales. O de otra forma, entre más apoyo de Congreso, mayores votos en Presidenciales.

pooled

En la gráfica anterior cada punto representa la votación por un candidato presidencial (eje vertical) con los votos de coalición o su partido en las elecciones de Congreso (eje horizontal). Así por ejemplo Uribe en 2006 obtuvo una votación de más del 60% en primera vuelta, apoyado con una coalición de cerca del 70% del Congreso. El resultado puede explicarse de dos formas: (i) votantes racionales que mantienen sus preferencias en las votaciones al Congreso y luego las ratifican en las elecciones a Presidente; o (ii) un juego de mutua conveniencia en donde los Congresistas se acercan a los candidatos de mayor probabilidad de ser elegidos y a su vez los candidatos presidenciales buscan a los Congresistas para tener mayor acceso a las regiones (competencia por maquinarias).

La relación es históricamente estrecha. No es un tema nuevo y por el contrario es relativamente estable. La siguiente gráfica muestra dicha relación en el tiempo, de acuerdo al año de elecciones generales.

gcorr

¿Qué nos dicen los datos para las elecciones de 2014? Aplicando las correlaciones (beta) estimadas a los resultados de las elecciones de Congreso, es posible estimar los votos esperados por cada uno de los candidatos. Esto es, dado el número de curules y el porcentaje de votación obtenido en las elecciones de Congreso, se puede estimar cuál es el porcentaje de votos esperado para las votaciones presidenciales por candidato. Para el caso del partido Conservador se tomaron dos escenarios– uno en donde la totalidad de los candidatos está con Marta Lucía Ramírez, y otro en donde se dividen 50/50 entre Ramírez y Santos ante la división actual del partido.

votos

Los resultados se presentan con un intervalo de confianza de 95%. En ellos se pueden concluir varias cosas: i) Habría una segunda ronda. ii) los Conservadores pueden definir la balanza entre Santos y Ramírez– en el escenario de división conservadora, Santos obtendría una votación de 39% lo cual le daría un amplio margen para la segunda vuelta. En el escenario de unión entre conservadores, Ramírez tiene una alta probabilidad de llegar a segunda ronda. iii) la independencia de Peñalosa le puede costar caro. Si bien algunas encuestas ya muestran una elevada favorabilidad de Peñalosa e incluso sugieren que derrotaría a Santos en una segunda ronda, la falta de apoyo en las regiones y de Congresistas pone en peligro sus aspiraciones.

Mi percepción, aunque aun no comprobada, es que las encuestas tiende a subestimar el factor “maquinaria” y por el contrario capturan mejor el voto de opinión. Lo mismo sucedió con Mockus en 2010. Para las pasadas elecciones de Congreso las encuestas daban por muerto al partido Conservador y sobrestimaron el efecto de opinión del Centro Democrático (ver encuestas). Nada más lejano a la realidad– como se observó posteriormente, los ganadores de las elecciones fueron los candidatos de maquinaria de los partidos tradicionales (a excepción del caso Uribe que sin embargo obtuvo menos curules de las esperadas).  Con Peñalosa puede suceder lo mismo– veo con una muy baja probabilidad que un candidato sólo reconocido en Bogotá (ver gráfica abajo) pueda vencer las maquinarias tradicionales sin alianzas con otros partidos. Creo que las encuestas están capturando el efecto “Bogotá-Medellín” de las elecciones de Congreso en donde la coalición del Presidente Santos perdió, así subestimando el efecto “maquinaria” de las regiones (que particularmente en la Costa muestra tasas de participación mayores a las de las ciudades). 

map

Me parece valerosa la actitud independiente de Peñalosa, pero la historia muestra que con su baja influencia en el Congreso no le alcanza para la presidencia. Yo apoyo la valentía pero castigo la ingenuidad. La política es de alianzas, coaliciones y puntos en común entre las diferencias ideológicas. Bienvenido escoger una experta en educación como fórmula Vicepresidencial, pero para ser realista creo que es momento para hacer alianzas. ¿Por qué no con los Char? (que sorpresivamente no estuvieron en el lanzamiento de campaña de Santos); ¿por qué no con facciones del Partido Liberal? ¿con los sectores cristianos? De no hacerlas, necesita compensar el efecto “maquinaria” con voto de opinión que lo distancie frente a los otros candidatos, que por juzgar por el lenguaje de hasta el momento, no parece mostrar ideológicamente mayor diferencia frente a Santos. 

Edit: Mar 21. de 2014 (2pm). Como lo sugiero en el post, La Silla Vacía encuentra que las encuestas “inflaron” a Peñalosa al sobrestimar la población urbana, joven y de clase media. Una nueva encuesta Gallup con la muestra correcta encuentra, sorprendentemente, datos muy similares a los estimados días antes por el post.

Hawkish FED board in 2014? Maybe not

The FOMC will have new members in 2014. After the Senate approved Ms. Yellen’s nomination as FED Chair, other changes are upcoming including the rotation of regional bank Presidents and the vacancy replacement of Governors Duke and Raskin. President Obama announced that will nominate former Bank of Israel Governor Mr. Stanley Fischer to fill Ms. Yellen’s vacancy. Deputy Treasury Secretary Ms. Jael Brainard will also face Senate confirmation to fill Ms. Duke’s seat, while current FED Governor Mr. Jerome H. Powell will endure renomination after seating since 2012 for an unexpired term that ends in January 31st 2014.

Tom Essaye of the 7:00’s report wrote in Forbes Magazine that the board will turn hawk in 2014. I expect more hawkish members compared to the 2013 board but the median voter will likely continue a dove. Thus, I think there is a very high probability that the board will continue dove, but a hawkish stance should not be ruled out. It is almost certain that the FOMC will continue tappering, but I argue it will do so under the same pace that 2013 FOMC would have done it.  Let us see why and why that matters.

The FOMC follows a majority rule voting system. If we assume that Governor’s preferences can be summarized in one dimension of Hawk-Dove ideology (high-low inflation tolerance), then according to the median voter theorem, the expected outcome should be that of the median voter– that is, the ideology of the voter whose monetary stance lies in the median of all decision-makers’ preferences. Using this methodology, we can forecast the monetary stance (hawk-dove ideology) of all past and current FOMC board members according to their casted votes. The methodology also identifies the median voter and thus the ideology of the board at large.

Figure 1 shows the preferences (or ideal points) of the 2013 FOMC board. The ideological points represent where each of board members lied in the monetary-ideology spectrum (dove-hawk), based on their votes at the FOMC. The lines represent the statistical confidence at 95%. The figure shows that before Ms. Raskin and Ms. Duke left the board, the median voter lied somewhere in between Governors Stein and Duke ideal points (highlighted), although the ideological differences in the hawk-dove spectrum of 8 of the 12 FOMC members were  rather inexistent. Indeed, a board with shared pivotal positions.

Figure 1: 2013 FOMC board prior Duke and Raskin’s vacancy (January to July)

Plot1

After Ms. Duke and Ms. Raskin left the board, the median voter lied somewhere between Mr. Tarullo and Mr. Stein, which nevertheless is not statistically different from the prior median voter position. The median voter position is highlighted:

Figure 2: 2013 FOMC after Duke and Raskin left the board (September to December)

Plot3

The median voter should change in January’s Board.Boston FED Eric Rosengren, Chicago FED Charles Evans, St. Louis FED James Bullard and Kansas FED Esther George will leave the board as their rotational term expires. Rosengren and Evans were the most dovish members of the 2013 FOMC, while Ms. George was the hawkish voice according to our ideal point estimates (and in line with George’s anti-QE3 votes). Minneapolis FED Mr. Kocherlakota, Cleveland FED Ms. Pianalto, Dallas FED Mr. Fisher and Philadelphia FED Mr. Plosser will fill the rotational vacancies, which should shift the median decision to Ms. Yellen– who is slightly more hawkish than Mr. Tarullo and Mr. Stein but not statistically different to conclude that the board is now hawk (Figure 3).

Figure 3: 2014 FOMC prior Senate’s confirmation of Fischer and Brainard (January)

Plot2

After January the board MIGHT turn hawkish and there is a chance that hawkish Mr. Plosser will become the median voter.  We know that Obama will nominate Mr. Stanley Fischer, Ms. Brainard and renominate Mr. Powell. After the Senate changed filibuster rules for Presidential nominees, all three nominees should easily pass Senate’s inquisition. We do not know (yet) Mr. Fischer and Ms. Brainard’s ideological positions (or monetary stance), which leaves us with conjectures and assumptions about their positions based on public announcements and their background.

Without knowing both nominees’ ideal points, we can guess what could happen to the median voter in four possible scenarios: i) both Fischer and Brainard are hawks; ii) both are doves; iii) at least one of them is dove; iv) one is a moderate and the other a non-dove. Under scenarios i) and iv) the board turns hawkish.

Scenario 1: Both Doves. Dovish Board

If Fischer and Brainard’s ideal points locate somewhere to the left of Yellen (or more dovish than Yellen), the median voter will continue with the current dove stance. If they are more dovish than Stein (Figure 4), Stein would become the new median voter. If they locate between Stein and Yellen, then the new median voter would lie between Stein and Yellen which however is not statistically different. That is, two dove members would bring a dove board despite hawk bank presidents.

Figure 4: Dovish nominees means dovish board

Plot4

Scenario 2: Both Hawks. Hawkish Board. Plosser is the median voter

If both Fischer and Brainard are hawks–more hawk than Plosser– then the board would turn hawk as the median voter would shift from Yellen to Plosser. This scenario is somehow odd as it’s contra-intuitive that Obama nominates a Dovish Chair (Yellen) but nominates two hawks to make Plosser (and not Yellen) the median voter. I would say 5% chance this happens.

Figure 5: Hawkish nominees means hawkish board

Plot5

Scenario 3: At least one dove. Dovish board. Yellen continues as the median voter

If Obama decides to nominate only one Dove (that is, near Yellen-Stein’s ideology), Ms. Yellen will continue as the median voter regardless the position of the other member. The non-dovish nominee can be as hawk as Fisher– it wouldn’t matter– the median voter would be dove Ms. Yellen (Figure 6).

Figure 6: At least one dove and the board is dove

Plot6

Scenario 4: One moderate and one non-dove (either moderate or Hawk). Hawkish board (but how hawkish?)

If Obama nominates one moderate– someone between Yellen and Plosser’s ideal points– and one non-dove, then the median voter would lie between Yellen and Plosser and would correspond to the ideal point of the moderate new member. One moderate, but How moderate? The board would become more hawkish but with a high ideological room– it may turn just slightly hawkish (close to Yellen) or very hawkish (close to Plosser). If both members are moderate, then the median voter would be the most dovish of both.

Figure 7: At least one moderate and the board is hawkish. But how hawkish?

Plot7

So what?

This odd analysis should point towards a 2014 dove board. I see scenario 3 (at least one of the new boards is dove) highly possible. My bet would be that at least former Deputy Secretary of the Tresury is more dovish than (or as dovish as) Ms. Yellen, as it should be very likely that President Obama asked Yellen’s advice on who to nominate and thus Ms. Yellen should have presumably advised to nominate someone close to her ideal point. That should rule-out Scenario 2 (hawk board) but not Scenario 4, which I think should be the real risk scenario.

There is literature that suggests that monetary boards– specially monetary Chairs– hate disagreement. Under that story, the FOMC should turn hawk regardless the median voter’s position as Ms. Yellen would avoid confrontation with her hawk peers. There is not statistical evidence to proof or reject that assumption, but from my roll call database it is true that disagreement is rather uncommon in the FOMC but it is also true that it depends on the Chairperson’s leadership— if she prefers to maintain congeniality or to pursue her ideal point. That is something that needs to be addressed further.

President Obama still has to nominate Ms. Raskin’s replacement while rumors indicate that dove Mr. Stein will leave the board to Harvard on May. Let’s touch base on March.

Forecasting why Yellen is Bernanke 2.0

After Yellen’s confirmation hearing, most market analysts were surprised how future chairwoman Janet Yellen managed to use the same contingent-dovish language as predecessor chairman Bernanke.

Jeffersons’ umbrella Fund US Economist mentioned in a note to clients (taken from BBC):

“As expected, Janet Yellen has been a defender of an accommodative monetary policy, and sounded remarkably like Ben Bernanke on key current issues,”

Zero Hedge blog tweeted:

6 out of 5 Wall Street economists agree: Yellen is Bernanke 2.0

In a research paper I wrote while at The University of Chicago, I forecasted the ideologies of all FED members that have seated at the FOMC since 1936 until 2013 (October). The results pretty much are in line with market analysts now take as a fact: Yellen is Bernanke 2.0
p1
The results also cast how an average Democrat appointive FED is more dovish than a Republican, how Volcker is an inflation Hawk compared to almost all FED governors and how both Yellen and Bernanke are doves.
Other market analysts have made bets about who is a hawk and who is at the current FED. Thomson Reuters’ “monetary ideology” forecasts cast relatively similar to my results, with a correlation of 0.4 once rescaling. The difference arises in how one method is subjective and based on intuition, while the other is objective and is based on policy decisions and votes. For example, Reuters’ does not account Kansas City FED Esther George as hawk (while I do), despite that she has been consistingly voting against maintaining QE3.
The results also cast past ideologies of the mean board, showing how the current board is as dove as it gets. The mean monetary ideology of the current FED is the most dovish that has ever seated since 1936. Here they correlate with output gap and CPI inflation.
p2 p3

During Eccles’s chairmanship an ideological recomposition was observed inside the period FOMC , where in 1936-1940 the average board was relatively hawkish, with inflation below 2% and an economy just coming out of the 1930 crisis . This seemingly contractionary position is in line with Friedman (1963), who explained the Great Recession from the monetary point of view with a Fed that limited broad base money without supporting the needs of the product. Later in the period 1945-1950 there’s a recomposition supporting the product , tolerating higher inflation levels and achieving a positive GDP gap in 1950.

Subsequently, Governor Martin 1950-1970 period was characterized initially by a less expansive ideological position, managing to keep inflation under control and taking the positive output gap to neutral levels. The change in the ideological position coincides with candidate R. Nixon complain, who argued that the Republican Party lost the presidential election in part by the position contractionary FOMC members under Governor Martin.

In the second part of the mandate of Governor Martin 1963-1970, we note the change in the ideological position with the arrival of new members to the FOMC. Thus, in this period the average ideological position is more expansive than that of 1957-1963 , which is related to an increase in inflation and output gap positive historically . The ideological shift coincides with the arrival to the presidency of Democrat Lyndon Johnson .

The mandate of Governor Burns seems to recover a contractionary ideological composition , partially moderating the inflationary pace and reducing the output gap. The mandate of Miller , although brief , is not clearly related to the high increase in inflation. Ideological estimates fail to predict the inflationary shock after Volcker was elected FED Governor.

The mandate of the Governor Volcker , mainly in its second stage of 1985-1989 , suggests a contractionary ideological position that is related with a reduction in inflation under the sacrifice of a negative output gap . Greenspan ‘s mandate is neutral on average , with a very slightly expansionary ideology that averages -0.04 between 1989-2005 which is affected by the position yet expansive under the Clinton administration and the appointment of Governors elected by the then President. The relatively neutral position is related with inflation very close to the target of 2 % during the term , and initially negative output gap that achieves located on neutral ground in 1997 and remains close to that level , with some cyclical variations .

2005-2013 Bernanke administration has introduced some changes in its composition , but maintaining as the most ideologically expansive in the history of the Fed. This goes in line the post- crisis period where the FOMC has kept its benchmark rate at expansive levels (0.25%) with an unprecedented easing ( QE1 through QE3 ) a largely negative output gap and inflation recently below the goal of 2 %. Ideological estimates find that a contractionary FOMC board as that seen in 1937 or Martin’s FED, would not have supported output with equal forcefulness. It was only with a board ideologically as expansive as the current that output has managed to received an extensive monetary support.

Regarding polarization, it seems that unlike Congress, polarization keeps outside the FED. Despite the average democrat is a dove compared to the average republican, their views change along with the cycle, and seem independent from growing congressional polarization and income inequality.
p4
A summary of the document will be published next month at ANIF’s Carta Financiera.

JCS:.